El trumao cubre las carreteras de acceso a la ciudad extendida hacia las aguadas, donde los lugares de quiebre; más allá o acá de las murallas, los líquidos se contienen cuando el polvo cubre las trizaduras. Todo parece firme, sin embargo los contrafuertes cordilleranos son dunas que pueden escurrirse con leves aires. La observación es la defensa y la distancia y reemplaza.